Ideario

Un proyecto educativo capaz de formar personas con habilidades para insertarse en las veloces y cambiantes condiciones del siglo xxi debe cumplir metas muy específicas.

Entre ellas:

  • Constituir el aula como una comunidad de indagación, de aprendizaje democrático, y no como un espacio para la recepción pasiva de conocimientos fosilizados emanados de la autoridad.
  • Establecer principios de respeto a la diversidad y de rechazo a toda forma de discriminación
  • Atender a los valores abstractos (igualdad, justicia, honestidad, lealtad…) a través de los valores concretos (equidad de género, rechazo de la discriminación…)
  • Entender la equidad de género como un principio no sólo conceptual e ideológico, sino ante todo como un motor para modificar actitudes, valores y prácticas.
  • Comprender los temas ambientales como ingredientes vitales, ética y políticamente, de la posibilidad misma de vida humana sobre el planeta.
  • Concebir el respeto al otro como parte del respeto a uno mismo.
    Pensar el tema del acoso escolar, o bullying, como un asunto esencial de las comunidades estudiantiles contemporáneas, con efectos devastadores en muchos casos. Adoptamos por ello una estrategia formalizada para atenderlo: Be+ (disciplina basada en la estimulación de conductas positivas). 
  • Formar a los estudiantes en la atmósfera de una ciudadanía mundial, fundada en el respeto a los derechos humanos y a una cultura de paz.
    Resolver la formación lectora de manera verdadera y eficiente. En qué consiste el proceso de desarrollo educativo se comprende mejor si atendemos al significado de la palabra inteligencia: inter (entre) y legere(elegir… ¡y leer!) El ser inteligente es aquél capaz de “leer entre”, de leer entre las cosas y las palabras, de elegir por sí mismo en la diversidad de las posibilidades e ideas que despliegan el mundo. Por ello hemos diseñado un Sistema Integral de Lectura y Escritura.
  • Ejercitar el pensamiento matemático incesantemente, con el rigor lógico que implica.
  • Instrumentar la música, portadora de valores fundamentales, como un proceso permanente en el desarrollo de la inteligencia emocional, el ejercicio del trabajo en equipo, y la constitución del diálogo consigo mismo de cada uno de los estudiantes. Música como herramienta de aprendizaje.
  • Constituir un ambiente igualitario, en el que la escucha, la empatía y la valoración de uno mismo y del otro, sean ejercitados cotidianamente. El Niño debe tener la oportunidad de transitar cotidianamente en las posibilidades que van del matema al poema, de la exactitud de las matemáticas a las posibilidades imaginarias de las palabras y el arte. Y en medio de esos dos extremos, el libro (el lector) que concilia los extremos de lo humano y da sustento a la conciencia de lo histórico. 
  • Atender la tecnología prioritariamente, tanto en el sentido de desarrollar el pensamiento tecnológico, como en el uso de las tecnologías en tanto herramientas. 
  • Estimular la creatividad, en su sentido más rico: creatividad para el arte y la música, para la tecnología, para la gestión de proyectos y la formación de un espíritu emprendedor, para la programación, para la creación verbal.
  • Filosofía para niños: una atmósfera, una actitud, un diálogo sin fin. 
  • Matemáticas basadas en la metodología Singapur, la más innovadora y exitosa metodología global para la enseñanza de las matemáticas

Por todo ello, centramos el eje de nuestras acciones en la persona del niño, en desarrollar sus capacidades dialógicas y en crear un entorno de verdadero respeto a sus derechos éticos y políticos como persona. 
En suma, ejecutamos una pedagogía fundada en los 5 pilares para la educación de la UNESCO

  • Aprender a aprender
  • Aprender a hacer
  • Aprender a ser
  • Aprender a vivir con los demás
  • Aprender a trascender